Todos los días leemos, escuchamos o vemos en la televisión noticias que tienen que ver con secuestros en todo el continente americano y somos conscientes de que en estos tiempos cualquiera puede ser una víctima.

Pero ¿por qué han aumentado los plagios en esta región? En las décadas de los 80 y 90, el negocio del tráfico de droga era uno de los mejores pagados. Los delincuentes pasaban droga a través del continente, desde países como Colombia o México, con destino final a Estados Unidos o incluso hacia Europa.

Ahora, en los últimos 10 años, las autoridades de diversos países latinos han emprendido una cacería contra los narcotraficantes, pusieron mayores candados con nuevas tecnologías para detectar el paso de drogas en las fronteras, se han endurecido las penas contra el crimen organizado, los cárteles del narcotráfico se han disuelto hasta quedar solo unos cuantos, pasar droga entre países se ha vuelto complicado y arriesgado, las mafias han cambiado y por ello también los intereses de los delincuentes. Debido a todo esto, muchos grupos comenzaron a ver a los secuestros como un negocio lucrativo para obtener dinero rápido.

LOS NÚMEROS DEL SECUESTRO

Perú ocupa el primer lugar en número de secuestros en Latinoamérica, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés). A muchos mexicanos sorprenderá este dato ya que con los altos índices de violencia que se viven en el país, podría pensarse que México era de los primeros en la lista, en esta ocasión no fue así debido a los parámetros y los años que se tomaron para realizar este estudio comparativo.

Los datos actualizados al 2014 indican que por cada 100 mil habitantes, Perú lidera la lista con una tasa de 2.3 secuestros; es decir, en ese año 701 personas fueron víctimas de este delito.

Sin embargo si se tomara en cuenta el dato del excoordinador nacional antisecuestro en México, Renato Sales, quien informó queen 2014 se registraron dos mil 277 casos de secuestro, entonces este país sería el número uno en plagios en el continente.

En la segunda posición del estudio de la ONU se ubica Venezuela con 599 secuestros, Chile con 266 y Panamá con 216; cabe destacar que esta última nación, según el comparativo, sería en realidad el país con más secuestros debido a su pequeña extensión territorial y tamaño de población, pues aunque sólo se registraron 216, su tasa de plagios es de 5.7 por cada 100 mil habitantes, más alta incluso que en países como Perú o México.

Después siguen Guatemala con 46 secuestros, Ecuador con 29 y El Salvador con 17. En las últimas posiciones están Costa Rica con 4 y Paraguay con 2 casos, según el informe.

Si se hubiese tomado en cuenta el año 2013, México ocuparía de nueva cuenta el primer lugar en este tipo de delito con mil 888 plagios (Esa es la cifra que tiene la ONU, sin embargo el excoordinador nacional antisecuestro en México, Renato Sales, reportó que en 2013 se registraron dos mil 654 secuestros, una cifra superior a la de este reporte), Brasil con 396 secuestros, Colombia con 299 y Honduras con 51.

Los estudios en Bolivia se realizaron el 2012 donde se registraron ese año 104 casos y Nicaragua con 7 plagios tras los análisis de 2010.

Es destacable que los países de Centroamérica registran tasas de secuestro bajas que no llegan ni a uno por cada 100 mil habitantes y muchas veces en los medios de comunicación se difunden muchas noticias sobre violencia en esta zona, sin embargo, esto es un indicador de que para los centroamericanos, el plagio no sería el principal delito que genera un entorno violento.

¿DE DÓNDE VIENEN LAS CIFRAS?

Los estados miembros remiten las respuestas de un cuestionario que recoge datos de criminalidad a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), por lo que son los organismos de estos países a los que se debe atribuir este recuento.

La ONU precisó que en el caso de Venezuela, no ha recogido información y se ha utilizado la cifra que figura en el Informe Anual de la Fiscal General de la República y las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística venezolano.

En cuanto a Cuba y Argentina no se cuenta con datos anuales, ni de la ONU ni de las respectivas administraciones, por lo que no se tiene número de secuestros en ambas naciones.

¿QUÉ ENTIENDE LA ONU POR SECUESTRO?

Las definiciones de qué se entiende por secuestro difieren en cada país.

Para las Naciones Unidas es el hecho de “detener ilícitamente a una o varias personas en contra de su voluntad con la finalidad de exigir por su liberación un provecho ilícito o cualquier utilidad de tipo económico u otro beneficio de orden material, o a fin de obligar a alguien a que haga o deje de hacer algo”.

¿CUÁNTOS SECUESTROS HAY EN EL MUNDO?

Según la organización humanitaria holandesa “IKV Pax Christi”, la cifra de secuestros a nivel global oscila entre 40 mil y 100 mil casos al año.

De acuerdo a esta ONG, Latinoamérica se ubica en primer lugar en materia de este tipo de delitos, sobre todo por la alta incidencia de casos que hay desde hace varios años en diversos países.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL SECUESTRO?

El gobierno del Estado de México, una de las entidades donde se registran altos índices de violencia en México, y la organización México SOS recomiendan lo siguiente:

1. Evitar zonas de riesgo o desconocidas.
2. Usar ropa poco llamativa y vestir de acuerdo al lugar al que acudirá.
3. En el teléfono celular, nunca guardar los contactos de tus familiares con nombres como “papá” “hermano” “tío”.
4. Evitar cargar altas sumas de dinero o tarjetas de crédito y débito que no sean necesarias.
5. Procurar tener el dinero en varias cuentas bancarias y no en una sola.
6. Caminar en sentido opuesto a la circulación vehicular.
7. No utilizar vehículos que llamen mucho la atención ni hacer públicos los logros financieros.
8. Cambiar continuamente las rutas de desplazamiento.
9. Evitar proporcionar a desconocidos datos de localización, horarios de trabajo o domicilio.
10. Siempre estar atento y examinar a detalle el entorno para descartar la presencia de personas con actitud sospechosa.

¿QUÉ HACER EN CASO DE SECUESTRO?

1. Tratar de mantener siempre la calma.
2. Evitar ser un informante “fácil”. Escuchar, analizar y responder las solicitudes de los plagiarios con cautela.
3. Minimizar su situación social y nivel económico, evitar comentar posibilidades de conseguir dinero que pudiera tener la familia.
4. No polemizar con los secuestradores ni mirarlos a la cara en la medida de lo posible.
5. Cumplir con las instrucciones de los captores.
6. Tomar notas mentales de todos los movimientos del secuestro (tiempo, direcciones, distancias, olores, sonidos, hábitos de los delincuentes, modos de hablar, apodos, gustos y disgustos con sus contactos).
7. Si un familiar es secuestrado, corroborar que no se trate de un secuestro virtual y llamar a la persona, si se comprueba que se trata de un plagio real denunciarlo al número de emergencias.
8. Mantener desocupados los teléfonos a donde pudieran llamar los secuestradores.
9. Evitar contradecir a los captores, no ceder fácil a sus peticiones pero al mismo tiempo demostrar una actitud cooperativa.
10. No comprometerse a dar o conseguir grandes cantidades de dinero de forma rápida.

****

*Fuentes: El País, el Observador, RPP, México SOS y Gobierno del Estado de México.

Rox Zepeda

Copyright © [2022] IT - Grupo G.A.G.S. Intl C.A. - Total Supply Services LLC, All Rights Reserved

Contáctenos

Envíenos su inquietud o comentario; le responderemos a la mayor brevedad.

Sending

Log in with your credentials

Forgot your details?